lunes, 14 de noviembre de 2011

AURA PROTECTORA



AURA PROTECTORA

1.- Imaginar un aura, de blanco purísimo, constituida con la energía de Cristo.
rodeándonos completamente

2.- Saber con certeza que ningún ser no armonizado con la energía de Cristo
podrá penetrar en esta aura protectora.

3.- Anticiparse que, cada vez que se medite, nos van a ocurrir cosas buenas.

Como un corredor en la posición de salida, debemos permanecer totalmente
tranquilos, pero dispuestos a permitir que esa tranquilidad se convierta en puerta de
planos y experiencias espirituales.

*

LA MEDITACIÓN. CONSEJOS PARA LA MISMA.
por John Hempstead
(de Rays from the Rose Cross de octubre de 1980, traducción de Francisco-Manuel
Nácher)

* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario