lunes, 14 de noviembre de 2011

CUERPO DE DESEOS



CUERPO DE DESEOS

El cuerpo de deseos, como los otros cuerpos, consiste en dos regiones mayores
y un foco central, que es la Región del Sentimiento de Interés o Indiferencia. La
región de la repulsión contiene las pasiones, impresiones y deseos que constituyen las
vivencias inferiores que debemos mantener alejadas durante la meditación.. La región
de la atracción, contiene los deseos elevados que queremos robustecer: Vida anímica,
luz anímica y poder anímico. Meditar sobre los colores o sobre la energía curativa
constituyen dos medios muy útiles para transmutar los deseos inferiores en deseos
elevados.

Vamos a estudiar la relación entre el sentido del tacto y la sensación
emocional:

El sentido del tacto puede describirse como compuesto por tres tipos de
experiencias distintas: El sentido externo del tacto, la sensación visceral en el interior
del cuerpo, y la sensación cinética muscular. Los psicoterapeutas modernos y un
número cada vez mayor de profesionales de la curación física están comprobando que
los sentimientos emocionales se almacenan en los órganos y músculos internos. La
meditación curativa es uno de los mejores medios para transmutar los deseos
inferiores en causas elevadas, siempre que incluya la canalización de energía a través
de los músculos internos relajados, y de los órganos. Luego, en este mismo artículo,
describiremos una meditación curativa.

La clave para meditar con éxito está en dirigir el sentimiento de indiferencia
hacia los pensamientos y deseos intrusos, tal y como se expuso en el artículo anterior,
y dirigir el sentimiento de interés, lejos de los deseos inferiores y hacia metas de
interés universal, acción inegoísta y experiencia espiritual.

*
de: LA MEDITACIÓN. CONSEJOS PARA LA MISMA.
por John Hempstead
(de Rays from the Rose Cross de octubre de 1980, traducción de Francisco-Manuel
Nácher)

* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario